Accéder au contenu principal

TODO TRANSCURRE ADENTRO, SIGNOS JUNTO AL CAMINO, DE IVO ANDRIĆ



Ivo Andrić (Dolac, 1892- Belgrado, 1975) ha sido el más célebre escritor serbio y el más traducido entre los balcánicos. Mereció el Nobel de Literatura en 1961, "por la fuerza épica con la que ha reflejado temas y descrito destinos humanos de la historia de su país".
Su obra más popular es la novela Un puente sobre el Drina, que constituye un clásico de la literatura balcánica moderna. Dicha obra, publicada en 1945, abarca cuatro siglos de historia y se sitúa en la ciudad de Višegrad, atravesada por el puente Mehmed Paša Sokolović, construido encima del río Drina, cuya ubicación es estratégica, pues sirve de frontera entre Bosnia-Herzegovina y Serbia.
Signos junto al camino es una suerte de memorias, o diarios, de Andrić. Esta traducción, la única disponible en el mundo, fue impecablemente realizada por la belgradense Dubravka Sužnjević, quien a su vez es la traductora oficial del afamado serbio Goran Petrović, prologuista del volumen.
Andrić es descrito así por Petrović: “(...) fue doctor en Historia pero como escritor mayormente trataba los destinos de gente pequeña, aquella que la ciencia histórica por lo general omite. Hay que agregar que fue diplomático pero en la época de la Segunda Guerra Mundial rechazó firmar muy “antidiplomáticamente”  la declaración de colaboración con el invasor alemán. Hay que agregar que como ganador del Premio Nobel de Literatura ganó fama mundial, pero siempre rehuyó a la gloria. Hay que agregar que no hablaba mucho, más bien callaba, para poder narrar.”
Andrić posee una enorme capacidad de instrospección. Cualidad que hace afirmar a Petrović que, aquí, “Todo transcurre adentro. Y desde adentro”.
Signos… se compone de cuatro apartados: “Imágenes, escenas, estados de ánimo”, “Desasosiegos seculares”, “Para el escritor” e “Insomnio”. En ellos, uno se topa con la seductora prosa de alguien observador, tierno, lúcido, agudo, de palpable bonhomía, en constante itinerancia. Pesimista, casi existencialista, ante la futilidad de la vida y, sin embargo, proclive al asombro, a quedar absorto ante la belleza de un paisaje o de un rostro femenino.
Su afán confesional semeja la desnudez más pura: queda vulnerable, expuesto, ante los lectores. Aun cuando hace más de cuarenta años trascendió, uno lo siente cerca y quisiera abrazarlo, decirle que no está solo, que ha tenido esas mismas pesadillas, esos mismos presagios.
Fragmentario, aforístico, elabora retratos, despliega panoramas, esparce gérmenes de historias.
Reflexiona acerca de la idiosincrasia de diversos lugares donde le toca estar, llámense Alemania, España o la propia Bosnia. Sobre los alemanes, dice: “Un alemán promedio –digo ‘promedio’, porque está claro que también ahí es posible todo tipo de excepciones- no recibe la hospitalidad como un obsequio y un deber, sino que la aprovecha y la ve como una debilidad de usted”. Respecto a los españoles, comenta: “les gusta la música, parecen estar locos por ella, pero su exagerada expansividad no les permite escucharla con calma, sino que tienen que tomar parte en ella. En realidad, ellos necesitan la música para no tener que hablar”. Y de los bosnios, afirma: “Aun en nuestra época los bosnios aceptan, sobre todo si son católicos, muchas ideas que tienen su origen directo en el medievo”.
Hombre que vivió a caballo entre dos siglos y atestiguó las dos guerras mundiales, que fue quedándose solo, no es extraño que medite obsesivamente acerca de la muerte. Así, valiéndose de pensamientos propios o incluso de terceros, aborda el tema: “Hablando de un buen amigo nuestro que había fallecido tres años atrás, alguien se queja: -¡Cuán rápido olvidamos a los que mueren, aun cuando fueron tan cercanos y queridos durante la vida! –Todos estamos olvidados aun durante la vida, sólo que esto se ve claramente apenas cuando morimos-dice M. Todos nos quedamos callados.”
Posteriormente, declara: “Lo que denominamos ‘la reflexión sobre la muerte’ en los escritores está muy lejos de la reflexión y todavía más de la muerte. Son tan sólo nuestros sentimientos de incomodidad y miedo ante la idea de la muerte, expresados con palabras. El verdadero pensamiento sobre la muerte no encuentra palabras”.
El apartado titulado “Para el escritor” resultará un gran gozo para quien comparta el oficio. Es inevitable sentirse identificado: “A decir verdad, siempre he deseado una cosa más que cualquier otra: poder describir todo lo que veo y saber expresar todo lo que siento”; “Sólo habría que escribir cosas puras y grandes”; “Lo trágico de la belleza consiste en que no puede no existir, pero tampoco puede durar y mantenerse”; “cuando yo sufro, sin vivir, mi obra vive y crece alimentándose de mi sufrimiento como si fuera un suelo fértil"; “cuando leemos libros de buenos escritores, ante nosotros ocurren milagros (…) estamos conectados con otra gente mediante múltiples vínculos secretos que ni siquiera intuimos, pero se nos revelan por medio de ‘nuestro’ escritor (…); “El trabajo del escritor es tal que mientras escribe siempre navega a contracorriente” “De aquello que jamás hubo ni jamás será, los escritores hábiles hacen los cuentos más bellos sobre lo que sí es”.
Acaso el párrafo más digno de enmarcarse sea este: “El escritor debe ser callado como su libro, que descansa en una repisa. Él debe obligar a la gente a que lea sus libros si quiere saber algo de su personalidad. Y después, debe dejarlos estafados y decepcionados porque no supieron nada de lo que quisieron saber. Ese debe ser su castigo por su insana curiosidad”.
Al terminar de leer Signos junto al camino, quedan resonando estas palabras: “Estaré en todas partes donde haya canto, viviré en cada melodía, en  los caminos, en el trabajo y en los hogares humanos”.

Elena Méndez

______

Ivo Andrić,

Signos junto al camino
(Título original: Znakovi pored puta),
Traducción: Dubravka Sužnjević,
Prólogo: Goran Petrović,
Col. Narrativa,
Editorial Sexto Piso/Universidad Autónoma de Sinaloa,
México, 2016,
560 pp.
  





Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

PLACER LIBRE DE SUFRIMIENTO: SEXO SIN DOLOR, DE MÓNICA BRAUN Y ALMA ALDANA

Vaginismo y dispareunia: Disfunciones sexuales femeninas que suelen presentarse juntas. Quienes padecen una o ambas suelen ignorarlo, y además, ocultarlo, por temor a la crítica o al rechazo.
Mónica Braun, editora y escritora, y Alma Aldana, psicoterapeuta sexual y de pareja, abordan dichos padecimientos en su libro Sexo sin dolor. La única guía para entender, tratar y superar el vaginismo y la dispareunia, utilizando un lenguaje claro, directo y ameno.
El vaginismo consiste en espasmos que impiden la penetración del miembro masculino (y por ende, el coito); mientras que la dispareunia es el coito doloroso. Asimismo, hacen hincapié en que ambas disfunciones pueden presentarse independientemente de la orientación sexual de la paciente.
Si bien este par de transtornos por dolor (como se les clasifica dentro de las disfunciones sexuales) suelen conllevar anorgasmia, este tema se deja fuera, por ser un transtorno del orgasmo.
Las autoras abordan las diversas causas que pueden originarlos, ya…

DESMITIFICAR NUESTRA HISTORIA: 101 PREGUNTAS SOBRE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO Y 101 PREGUNTAS SOBRE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

En vísperas del Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana, se ha publicado un sinnúmero de libros relativos a dichos acontecimientos históricos.
Los géneros más socorridos para abordarlos han sido la biografía, la novela o el ensayo.
Este último género es el utilizado en 101 preguntas sobre la Independencia de México y 101 preguntas sobre la Revolución Mexicana (ambos de Grijalbo, 2009), de Cecilia Pacheco y Pedro Salmerón, respectivamente; autores que, mediante una serie de preguntas y respuestas, brindan una lectura ágil y didáctica sobre sendos episodios de la vida nacional.
Pacheco y Salmerón aciertan en su afán desmitificador de los citados pasajes, tan permeados de maniqueísmo y, por ende, de distorsiones.
Así, Pacheco sostiene que los criollos eran menospreciados por los peninsulares; situación que los primeros ansiaban revertir, sobajando al resto de las castas, alardeando de su pretendida hidalguía.
Por otro lado, señala la intriga sufrid…

HECHIZOS VERBALES: CONJUROS, DE FELIPE GARRIDO

LA SUBVERSIÓN ROCAMBOLESCA: EL AGUJERO EN LA PARED, DE RUBEM FONSECA

Rubem Fonseca (Juiz de Fora, 1925) gusta de desconcertar al lector mediante situaciones descabelladas, tramas absurdas, un erotismo descarnado, casi pornográfico y su portentosa imaginación rayana en lo truculento. Todos estos elementos aparecen en su libro El agujero en la pared, volumen compuesto por 8 cuentos, que fue publicado en portugués en 1995. Cal y Arena ha lanzado dos ediciones en español, la primera de ellas en 1997; y la que ahora me ocupa, del 2009.
En esta obra, Fonseca vuelve a hacer gala de su obsesión por el ambiente lumpen. También hay una predilección por los narradores protagonistas, hombres cínicos y misóginos, envueltos en peripecias que los conducen a vorágines cada vez más caóticas y violentas.
“El globo fantasma” es perseguido por un grupo de policías, debido al creciente rumor de que se trata del globo más grande del mundo, lo cual ocasionaría grandes catástrofes en Río, ciudad rodeada por un bosque. Los globos han sido prohibidos, sin éxito,…

PARRA, CUENTISTA: SOMBRAS DETRÁS DE LA VENTANA, DE EDUARDO ANTONIO PARRA

El cuento es un género que a últimas fechas se considera que “no vende”. Escritores como David Toscana sostienen tajantemente dicha idea. Sin embargo, el autor regiomontano cita a su contemporáneo Eduardo Antonio Parra (León, 1965) como una brillante excepción, pues ha privilegiado este género de manera exitosa.
Parra, cuyos relatos han sido traducidos al inglés, francés, portugués, alemán e italiano, reúne en Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos, sus cuatro libros dedicados a dicho género: Los límites de la noche (1996), Tierra de nadie (1999), Nadie los vio salir (2001) y Parábolas del silencio (2006), todos ellos publicados en su momento por Ediciones Era, que los compila ahora.
Con el penúltimo obtuvo en el 2000 el Premio de Cuento Juan Rulfo, otorgado por Radio Francia Internacional, mientras que esta compilación resultó ganadora del Premio de Narrativa Antonin Artaud 2009.
Parra, pese a ser guanajuatense, ha sido considerado parte de la llamada Narrativa del Norte, junt…

LA NOVELA DESDE SUS ENTRAÑAS: CÓMO DIBUJAR UNA NOVELA, DE MARTÍN SOLARES

¿Qué es una novela? Según la Real Academia Española, en su primera acepción, este término se define como: “Obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes, de caracteres, de pasiones y de costumbres.” Martín Solares (Tampico, 1970) en su breve y ameno ensayo Cómo dibujar una novela (Ediciones Era, 2014), comparte sus ideas personalísimas sobre la novela, apoyándose, a su vez, en creadores y teóricos a quienes suscribe o refuta, según el caso. Asimismo, el autor incluye una serie de ilustraciones creadas ex profeso por él, para explicar con mayor claridad la estructura que poseen ciertas novelas paradigmáticas. Solares, si bien sólo ha publicado una novela, Los minutos negros (Mondadori, 2006) –traducida a seis idiomas: inglés, francés, alemán, italiano, polaco y ruso-, cuenta con vasto conocimiento sobre el tema, pues ha dirigido talleres na…

ESCRIBIR EL DESARRAIGO: ELLOS DOS, DE PATRICIA DE SOUZA

Patricia de Souza (Cora-Cora, 1964) es una narradora interesada por la autoficción, según ella misma declara. Poseedora de un estilo intimista, opta por privilegiar la primera persona gramatical, caso de sus dos libros más recientes, Erótika. Escenas de la vida sexual (2008), volumen de relatos, publicado en México y en España; y Ellos dos.
Ellos dos, la obra que ahora nos ocupa, fue publicada originalmente en Perú en el 2007 y ahora cuenta con una edición mexicana a cargo de Jus.
En esta novela, Patricia, narradora protagonista, refiere su obsesión con O, su pareja durante 8 años, con quien ha roto; situación que la hace sentirse desamparada, desarraigada, puesto que no solamente se enfrenta de nuevo a la soledad –era una mujer divorciada cuando conoció a O-, sino que este sentimiento se acentúa al estar autoexiliada en Europa, luchando por hacerse un nombre en el panorama literario.
Patricia reflexiona sobre las causas de la ruptura. Una de ellas es, precisamente, su oficio: “(…) era …

PLACERES CULPOSOS: SEXO, DROGAS Y CHOCOLATE. LA CIENCIA DEL PLACER, DE PAUL MARTIN

El ser humano siempre ha buscado evadirse de su realidad, valiéndose de actividades y sustancias que le ayuden a encontrar el placer, aunque éste resulte efímero, costoso y muchas veces, adictivo e ilegal. Situación que las autoridades civiles y religiosas han pretendido regular, con resultados contraproducentes. Paul Martin, en su esclarecedor ensayo Sexo, drogas y chocolate. La ciencia del placer, elabora un tratado acerca de estas formas en que la humanidad se ha procurado bienestar a lo largo de la historia, llegando incluso a padecer adicciones por ellas.Con un lenguaje ameno y claro, el autor acude a numerosos estudios científicos -realizados tanto con personas como con animales- y a ejemplos de personajes célebres, que destacaron no sólo por su talento o fortuna, sino también por haber vivido al extremo. El sexo, necesidad fisiológica, ocupa un lugar primordial dentro de esta lista, dadas las tremendas polémicas que ha desatado esta actividad desde tiempos inmem…

DESCIFRAR EL PORVENIR: BREVE HISTORIA DEL FUTURO, DE PEDRO PANIAGUA

ENIGMA DESCIFRADO: LA BANDIDA, DE MAGDALENA GONZÁLEZ GÁMEZ