Accéder au contenu principal

ESBOZAR UNA POÉTICA: MÁS AFUERA, DE JONATHAN FRANZEN

Jonathan Franzen (Western Springs, 1959) es uno de los más aclamados escritores estadounidenses.  En 2001 obtuvo el National Book Award con su tercera novela, Las correcciones, una “saga familiar inmisericorde”.
Recibió el James Tait Black Memorial Prize y fue finalista de los premios National Books Circle of Fiction, Pen/Faulkner y Pulitzer.
En 2012 fue galardonado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara con la medalla Carlos Fuentes. Pese a ello, señala la crítica literaria Adriana Sandoval: “aquí ha pasado casi inadvertido”.
Franzen, quien escribe “para los que no encajan en el mundo”, recopila en su nueva obra, Más afuera (Salamandra, 2013), 26 ensayos y artículos periodísticos, donde aborda diversos temas, como su preocupación ante la dependencia de la tecnología y por la conservación de las aves, de las cuales es un entusiasta defensor.
El norteamericano esboza una poética: lo que espera de su propia escritura o de la ajena, sus filias, sus fobias, de una manera congruente y desenfadada.

En “Sobre la ficción autobiográfica”, responde una serie de preguntas que “sacan de quicio” a cualquier autor. Entre ellas: “¿Es autobiográfica  su obra literaria?” que le produce “la sensación de que se pone en tela de juicio mi capacidad imaginativa” (p. 139). 
Declara: “Mi idea de una novela autobiográfica es (…) un libro en que el personaje principal se parece mucho al autor y experimenta bastantes escenas que el autor ha vivido (…) Dudo que en treinta años haya publicado más de treinta páginas de escenas extraídas de sucesos de la vida real en los que haya participado” (p. 140).
En “Coma-entonces”, critica tal fórmula, “un hábito irritante fruto de la pereza (…) que aparece casi exclusivamente en textos ‘literarios’ de las últimas décadas” (p. 242); “un mal específico de la narrativa moderna con muchos verbos de acción” (p. 243).
En “Más afuera”, registra su odisea en la isla Masafuera, perteneciente al archipiélago Juan Fernández, en Chile. Su inusual travesía, plagada de epifanías de la Naturaleza, la realiza ansiando aislarse momentáneamente tras una agotadora campaña de promoción. Aprovecha su estancia para releer Robinson Crusoe, cuyo autor, Daniel Defoe, se inspiró en el marinero escocés Alexander Selkirk, por quien se le dio el nombre oficial a la isla.
Sobre Robinson Crusoe, afirma: “Una cosa curiosa (…) es que él, en veintiocho años en su isla de la Desesperación, jamás se aburre” (p. 55). “Nos dio el primer relato realista del individuo radicalmente aislado” (p. 62).
Esparcir cenizas de su entrañable amigo David Foster Wallace constituye otra motivación para él. Evoca a “esa lejanísima isla que era David”, y hace una de las más breves, adoloridas y hermosas semblanzas literarias de las que se tenga memoria: “yo quería a una persona mentalmente enferma (…) se quitó la vida, de un modo calculado para infligir el máximo dolor a quienes más lo querían, y nosotros, quienes lo queríamos, nos quedamos con una sensación de rabia y traición. De traición no sólo por el fracaso de nuestra inversión de tiempo y cariño, sino por la manera en que su suicidio lo apartó de nosotros y lo convirtió en una leyenda muy pública. (…) El establishment literario, que nunca había seleccionado siquiera uno de sus libros entre los candidatos a un premio nacional, ahora lo declaraba unánimemente un tesoro nacional perdido” (p. 48).

Franzen compara al personaje con su amigo: “Robinson es capaz de sobrevivir a su soledad porque tiene suerte; acepta su situación porque es una persona corriente y su isla es algo concreto. David, que era extraordinario y cuya isla era virtual, al final sólo tenía su propio Yo interesante como medio de supervivencia” (p. 56).
Se homenajea también a la Nobel de Literatura 2013, Alice Munro, quien ha sido definida por la Academia Sueca como “maestra del cuento corto contemporáneo”.
El ensayo “¿Cómo estás tan seguro de que no eres el Maligno?” resulta muy oportuno, dada la reciente concesión del premio a la llamada “Chéjov canadiense”.
Franzen la considera “Una remota proveedora de experiencias privadas intensamente placenteras” y busca “analizar por qué la excelencia de esta escritora es tan superior a su fama”.
Brinda razones como éstas: “Porque su obra se centra en el placer de contar una historia”; “Porque no pone a sus libros títulos grandilocuentes”;  “Porque, peor aún, sólo escribe cuentos”; “Porque sus cuentos son más difíciles de reseñar que los de otros autores”.
Resalta otra razón, sumamente irónica: “Porque la Academia Sueca mantiene una postura firme. Obviamente, la impresión en Estocolmo es que ya han recibido el Nobel de Literatura demasiados autores canadienses y demasiados autores que sólo escriben cuentos. ¡Todo tiene un límite!” (p. 308). Cabe aclarar que la primera edición de Más afuera es del año pasado.
Franzen reflexiona sobre el cuento, género en que Munro se ha especializado: “pese a la condición de Cenicienta al que se ve relegado (…) un alto porcentaje de la narrativa más apasionante escrita en los últimos veinticinco años han sido cuentos” (p. 310). “Me gustan los cuentos porque no dejan al autor espacio donde esconderse (…), porque se requiere la mejor forma de talento para inventar personajes y situaciones nuevos a la vez que se cuenta la misma historia una y otra vez” (p. 311); condición de la cual, según él, tampoco su admiradísima Munro se halla exenta.
“Leer a Munro me lleva a ese estado de reflexión tranquila en que pienso en mi propia vida: en las decisiones que he tomado, las cosas que he hecho y no he hecho, la clase de persona que soy, la perspectiva de la muerte. Ella es uno de los pocos escritores –algunos vivos, la mayoría muertos- que tengo en mente cuando digo que la narrativa es mi religión. Porque mientras me hallo inmerso en un cuento de Munro, estoy concediendo a un personaje imaginario el mismo respeto solemne y callado y el profundo interés que me concedo a mí en mis mejores momentos como ser humano” (pp. 313-314).
Coincido con Kirkus Reviews en que ésta es “una colección de ensayos de sólida elegancia y perspicacia, escritos con pasión y tocados por la pérdida”.

Elena Méndez
____
Jonathan Franzen,
Más afuera
(título original: Farther Away),
traducción: Isabel Ferrer,
Col. Narrativa,
Ediciones Salamandra,
Barcelona, 2013,
352 pp.
 



Commentaires

Posts les plus consultés de ce blog

PLACER LIBRE DE SUFRIMIENTO: SEXO SIN DOLOR, DE MÓNICA BRAUN Y ALMA ALDANA

Vaginismo y dispareunia: Disfunciones sexuales femeninas que suelen presentarse juntas. Quienes padecen una o ambas suelen ignorarlo, y además, ocultarlo, por temor a la crítica o al rechazo.
Mónica Braun, editora y escritora, y Alma Aldana, psicoterapeuta sexual y de pareja, abordan dichos padecimientos en su libro Sexo sin dolor. La única guía para entender, tratar y superar el vaginismo y la dispareunia, utilizando un lenguaje claro, directo y ameno.
El vaginismo consiste en espasmos que impiden la penetración del miembro masculino (y por ende, el coito); mientras que la dispareunia es el coito doloroso. Asimismo, hacen hincapié en que ambas disfunciones pueden presentarse independientemente de la orientación sexual de la paciente.
Si bien este par de transtornos por dolor (como se les clasifica dentro de las disfunciones sexuales) suelen conllevar anorgasmia, este tema se deja fuera, por ser un transtorno del orgasmo.
Las autoras abordan las diversas causas que pueden originarlos, ya…

DESMITIFICAR NUESTRA HISTORIA: 101 PREGUNTAS SOBRE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO Y 101 PREGUNTAS SOBRE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

En vísperas del Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana, se ha publicado un sinnúmero de libros relativos a dichos acontecimientos históricos.
Los géneros más socorridos para abordarlos han sido la biografía, la novela o el ensayo.
Este último género es el utilizado en 101 preguntas sobre la Independencia de México y 101 preguntas sobre la Revolución Mexicana (ambos de Grijalbo, 2009), de Cecilia Pacheco y Pedro Salmerón, respectivamente; autores que, mediante una serie de preguntas y respuestas, brindan una lectura ágil y didáctica sobre sendos episodios de la vida nacional.
Pacheco y Salmerón aciertan en su afán desmitificador de los citados pasajes, tan permeados de maniqueísmo y, por ende, de distorsiones.
Así, Pacheco sostiene que los criollos eran menospreciados por los peninsulares; situación que los primeros ansiaban revertir, sobajando al resto de las castas, alardeando de su pretendida hidalguía.
Por otro lado, señala la intriga sufrid…

HECHIZOS VERBALES: CONJUROS, DE FELIPE GARRIDO

LA SUBVERSIÓN ROCAMBOLESCA: EL AGUJERO EN LA PARED, DE RUBEM FONSECA

Rubem Fonseca (Juiz de Fora, 1925) gusta de desconcertar al lector mediante situaciones descabelladas, tramas absurdas, un erotismo descarnado, casi pornográfico y su portentosa imaginación rayana en lo truculento. Todos estos elementos aparecen en su libro El agujero en la pared, volumen compuesto por 8 cuentos, que fue publicado en portugués en 1995. Cal y Arena ha lanzado dos ediciones en español, la primera de ellas en 1997; y la que ahora me ocupa, del 2009.
En esta obra, Fonseca vuelve a hacer gala de su obsesión por el ambiente lumpen. También hay una predilección por los narradores protagonistas, hombres cínicos y misóginos, envueltos en peripecias que los conducen a vorágines cada vez más caóticas y violentas.
“El globo fantasma” es perseguido por un grupo de policías, debido al creciente rumor de que se trata del globo más grande del mundo, lo cual ocasionaría grandes catástrofes en Río, ciudad rodeada por un bosque. Los globos han sido prohibidos, sin éxito,…

PARRA, CUENTISTA: SOMBRAS DETRÁS DE LA VENTANA, DE EDUARDO ANTONIO PARRA

El cuento es un género que a últimas fechas se considera que “no vende”. Escritores como David Toscana sostienen tajantemente dicha idea. Sin embargo, el autor regiomontano cita a su contemporáneo Eduardo Antonio Parra (León, 1965) como una brillante excepción, pues ha privilegiado este género de manera exitosa.
Parra, cuyos relatos han sido traducidos al inglés, francés, portugués, alemán e italiano, reúne en Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos, sus cuatro libros dedicados a dicho género: Los límites de la noche (1996), Tierra de nadie (1999), Nadie los vio salir (2001) y Parábolas del silencio (2006), todos ellos publicados en su momento por Ediciones Era, que los compila ahora.
Con el penúltimo obtuvo en el 2000 el Premio de Cuento Juan Rulfo, otorgado por Radio Francia Internacional, mientras que esta compilación resultó ganadora del Premio de Narrativa Antonin Artaud 2009.
Parra, pese a ser guanajuatense, ha sido considerado parte de la llamada Narrativa del Norte, junt…

LA NOVELA DESDE SUS ENTRAÑAS: CÓMO DIBUJAR UNA NOVELA, DE MARTÍN SOLARES

¿Qué es una novela? Según la Real Academia Española, en su primera acepción, este término se define como: “Obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes, de caracteres, de pasiones y de costumbres.” Martín Solares (Tampico, 1970) en su breve y ameno ensayo Cómo dibujar una novela (Ediciones Era, 2014), comparte sus ideas personalísimas sobre la novela, apoyándose, a su vez, en creadores y teóricos a quienes suscribe o refuta, según el caso. Asimismo, el autor incluye una serie de ilustraciones creadas ex profeso por él, para explicar con mayor claridad la estructura que poseen ciertas novelas paradigmáticas. Solares, si bien sólo ha publicado una novela, Los minutos negros (Mondadori, 2006) –traducida a seis idiomas: inglés, francés, alemán, italiano, polaco y ruso-, cuenta con vasto conocimiento sobre el tema, pues ha dirigido talleres na…

ESCRIBIR EL DESARRAIGO: ELLOS DOS, DE PATRICIA DE SOUZA

Patricia de Souza (Cora-Cora, 1964) es una narradora interesada por la autoficción, según ella misma declara. Poseedora de un estilo intimista, opta por privilegiar la primera persona gramatical, caso de sus dos libros más recientes, Erótika. Escenas de la vida sexual (2008), volumen de relatos, publicado en México y en España; y Ellos dos.
Ellos dos, la obra que ahora nos ocupa, fue publicada originalmente en Perú en el 2007 y ahora cuenta con una edición mexicana a cargo de Jus.
En esta novela, Patricia, narradora protagonista, refiere su obsesión con O, su pareja durante 8 años, con quien ha roto; situación que la hace sentirse desamparada, desarraigada, puesto que no solamente se enfrenta de nuevo a la soledad –era una mujer divorciada cuando conoció a O-, sino que este sentimiento se acentúa al estar autoexiliada en Europa, luchando por hacerse un nombre en el panorama literario.
Patricia reflexiona sobre las causas de la ruptura. Una de ellas es, precisamente, su oficio: “(…) era …

PLACERES CULPOSOS: SEXO, DROGAS Y CHOCOLATE. LA CIENCIA DEL PLACER, DE PAUL MARTIN

El ser humano siempre ha buscado evadirse de su realidad, valiéndose de actividades y sustancias que le ayuden a encontrar el placer, aunque éste resulte efímero, costoso y muchas veces, adictivo e ilegal. Situación que las autoridades civiles y religiosas han pretendido regular, con resultados contraproducentes. Paul Martin, en su esclarecedor ensayo Sexo, drogas y chocolate. La ciencia del placer, elabora un tratado acerca de estas formas en que la humanidad se ha procurado bienestar a lo largo de la historia, llegando incluso a padecer adicciones por ellas.Con un lenguaje ameno y claro, el autor acude a numerosos estudios científicos -realizados tanto con personas como con animales- y a ejemplos de personajes célebres, que destacaron no sólo por su talento o fortuna, sino también por haber vivido al extremo. El sexo, necesidad fisiológica, ocupa un lugar primordial dentro de esta lista, dadas las tremendas polémicas que ha desatado esta actividad desde tiempos inmem…

DESCIFRAR EL PORVENIR: BREVE HISTORIA DEL FUTURO, DE PEDRO PANIAGUA

ENIGMA DESCIFRADO: LA BANDIDA, DE MAGDALENA GONZÁLEZ GÁMEZ