Buscar neste blog

xoves, 20 de agosto de 2009

PLACER LIBRE DE SUFRIMIENTO: SEXO SIN DOLOR, DE MÓNICA BRAUN Y ALMA ALDANA


Vaginismo y dispareunia: Disfunciones sexuales femeninas que suelen presentarse juntas. Quienes padecen una o ambas suelen ignorarlo, y además, ocultarlo, por temor a la crítica o al rechazo.
Mónica Braun, editora y escritora, y Alma Aldana, psicoterapeuta sexual y de pareja, abordan dichos padecimientos en su libro Sexo sin dolor. La única guía para entender, tratar y superar el vaginismo y la dispareunia, utilizando un lenguaje claro, directo y ameno.
El vaginismo consiste en espasmos que impiden la penetración del miembro masculino (y por ende, el coito); mientras que la dispareunia es el coito doloroso. Asimismo, hacen hincapié en que ambas disfunciones pueden presentarse independientemente de la orientación sexual de la paciente.
Si bien este par de transtornos por dolor (como se les clasifica dentro de las disfunciones sexuales) suelen conllevar anorgasmia, este tema se deja fuera, por ser un transtorno del orgasmo.
Las autoras abordan las diversas causas que pueden originarlos, ya sean orgánicas, psicológicas o sociales. Las primeras se subdividen en naturales (a consecuencia del embarazo, menopausia o vejez), patológicas (por enfermedades, alteraciones, padecimientos físicos o consumo de drogas) o iatrogénicas (por intervención quirúrgica o debido a efectos secundarios de ciertos medicamentos); mientras que las segundas se relacionan con traumas, padecimientos psiquiátricos o tras operaciones como la mastectomía o histerectomía. Por último, las sociales se relacionan con la educación y la religión.
A diferencia de las causas psicológicas, que son de carácter individual, las sociales son colectivas, aunque afectan a cada persona de manera distinta. Las causas orgánicas, por su parte, son las menos frecuentes.
Volviendo a las causas sociales, la represión, la ignorancia supina, la información tergiversada, el sexismo, los mitos y tabúes que imperan en la cultura judeocristiana suelen limitar el desempeño sexual de las mujeres, a quienes se les considera tradicionalmente sólo como aptas para procrear. Quienes pretenden expresar libremente sus deseos o su placer son atacadas debido al machismo. Así, aprenden a callar, a olvidarse de su cuerpo, a temer sus propias reacciones.
Los criterios para determinar una disfunción sexual son la temporalidad, la situacionalidad y la gravedad. Es decir, desde cuándo se presenta, en qué circunstancias y qué tanto afecta a la persona.
Los grados de vaginismo y dispareunia, conforme a su temporalidad, se clasifican en primario o secundario, según se manifiesten desde el principio o bien, tras haber concretado la relación sexual previamente.
Las autoras se apoyan en testimonios de pacientes, cuyos casos difieren en complejidad, así como en numerosos diagramas anatómicos y fisiológicos para un mejor conocimiento del aparato reproductor femenino.
Se dedica una gran parte del libro a la terapia sexual en sí, que consta de 26 pasos, a efectuarse en un lapso de seis meses.
Estos abarcan tanto la exploración del propio cuerpo (redescubrir los cinco sentidos, contemplarse frente al espejo, dibujar las partes íntimas para identificarlas, conocer sus reacciones al verse y tocarse…), como la realización de los célebres ejercicios Kegel, que fortalecen los músculos perivaginales (los que se contraen al retener la orina).
La mayoría de las actividades es necesario realizarlas a solas, para que la paciente recobre la confianza en sí misma.
Luego se involucra a la pareja gradualmente, mediante caricias, masajes y posiciones por demás estimulantes.
El propósito del libro es loable: ayudar a las mujeres a disfrutar su sexualidad sin complejos, tal como lo merecen.
Elena Méndez
____
Mónica Braun y Alma Aldana,
Sexo sin dolor.
La única guía
para entender,
tratar y superar el vaginismo
y la dispareunia,
Grijalbo,
México, 2009,
200 pp.

venres, 14 de agosto de 2009

EN BUSCA DE LA ALIENACIÓN: GEL AZUL, DE BERNARDO FERNÁNDEZ (BEF)


Bernardo Fernández –Bef- (Ciudad de México, 1972), en su libro Gel azul incluye un par de novelas pertenecientes al género de la ciencia ficción.

La primera de ellas (Premio Ignotus a la mejor novela breve de ciencia ficción publicada en España), que da nombre al libro, presenta también resabios de novela negra.

En ella, el detective Crajales, otrora hacker juvenil, investiga la aparición de un bebé muerto en un tanque de plexiglás lleno de gel proteínico, donde Gloria Cubil (hija del magnate tecnológico Arceo Cubil), se refugia para acceder a la realidad virtual, privilegio que sólo unos cuantos pueden pagar.

La alienación que estos artefactos producen remite a la ocurrida en Virtus, de Eve Gil, donde los pobladores del Proyecto V (alegoría del México arruinado), llevan un lectochip que los hace vivir en la perpetua felicidad.

Sin embargo, la sofisticación de los Gokubi (el cilindro de marras), va más allá, permitiendo a sus usuarios acceder a otros mundos mediante los más descabellados avatares; consumir potentísimas drogas; introducirse a sectas; olvidar, olvidar, olvidar…

Dichos tanques son fabricados por la corporación japonesa HumaCorp. El modelo más avanzado lo posee la joven heredera, quien siempre ha llevado una vida disipada.

La chica aparentemente ha sido víctima de violación, y el bebé, de homicidio.

Esto ocurre en circunstancias harto sospechosas, puesto que ella vive aislada en su departamento de Polanco, y nadie tiene acceso al sueño electrónico donde habita.

Crajales busca el apoyo de Salgado, sagaz periodista, corresponsal del ciberespacio, excómplice de su vandalismo en la red, que el primero hubo de abandonar tras ser víctima de un corto circuito en su interfase neuronal, ocasionado por la compañía a quien perjudicaba.

Salgado sufre la mutilación de sus miembros dentro del cilindro donde navega. Crajales, consternado, intenta ayudar a su amigo, quien le informa sobre una red internacional de tráfico de extremidades humanas, creadas para reactivar la economía mundial tras la legalización del narcotráfico y el declive del tráfico de órganos debido a la clonación.

La manera en que estas mutilaciones se relacionan con el cadáver del pequeño deberá dilucidarla Crajales, cuya caótica vida personal se verá trastornada ante las represalias que le esperan…

La segunda novela incluida en este volumen, “El estruendo del silencio”, guarda intertextualidad con la primera, ya que en ella se aborda la vida de Koji Cuauhtémoc Kobayashi, el arrogante dueño de la transnacional HumaCorp, quien padece el mismo hastío de Gloria.

Kobayashi ordena una expedición espacial a la estrella Épsilon Eridani, proyecto ambicioso que abarca miles de años.

La nave está controlada por MaReL, la macro red local, que constituye su ‘sistema nervioso’; e inspeccionada por el Señor Ká, robot insectoide que despierta cada cien años de su letargo para cumplir dicha tarea.

MaReL y el Señor Ká, diseñados para comunicarse sólo lo indispensable, comienzan a manifestar emociones tras tener este último sueños, lo que los hace sentirse unidos dentro de esa enorme soledad de la que hasta ese momento se percatan.

La idea de Kobayashi, megalómano irredento, es enviar al espacio en aquella medusa biotecnológica a dos clones, uno suyo y otro de su prometida, Marinka Dobrova, top model europea, a quien sólo considera un lujo.

La vida supuestamente perfecta de Kobayashi sufrirá un vuelco por acontecimientos que escaparán de su control, a los que, sin embargo, él mismo ha contribuido…

Bef logra, en ambas novelas, transmitir la monotonía, el vacío interior de quienes viven en busca de la alienación, en un mundo supertecnologizado que en vez de acercar a los seres humanos, paradójicamente, los aleja.

Elena Méndez

___


Bernardo Fernández (Bef),

Gel azul,

Suma de Letras,

México, 2009,

288 pp.

luns, 10 de agosto de 2009

ESA IMPARABLE NECESIDAD DE SANGRE: NOCTURNA, DE GUILLERMO DEL TORO Y CHUCK HOGAN

Vampirismo. Un tema antiquísimo dentro de la literatura, tomado del folclor europeo: Seres nocturnos e inmortales con una insaciable sed de sangre.
Antiquísimo, hemos dicho. Sin embargo, no pierde vigencia. Baste recordar, en los últimos tiempos, a autoras como Anne Rice y Stéphenie Meyer, cuyas sagas vampíricas han sido llevadas al cine con gran éxito.
Si bien Rice presenta a estos extraños seres como llenos de conflictos existenciales, Meyer los idealiza.
El multipremiado cineasta Guillermo del Toro, creador de El Laberinto del Fauno (2006) aborda el vampirismo con una visión apocalíptica, muy distinta a la de ambas autoras.
Nocturna, novela escrita al alimón con Chuck Hogan, es el primer libro de la llamada “Trilogía de la oscuridad”.
En ella se narra la misteriosa muerte de 216 personas dentro del avión Regis 753, procedente de Berlín.
Dichas personas, pese a haber llegado a su destino final, Nueva York, no alcanzan a descender. Incluso la nave ha perdido la señal.
Todo esto origina una inmediata movilización en el aeropuerto JFK.
El escaso daño que presentan los cuerpos, así como las extrañas pistas encontradas alertan a las autoridades, quienes temen por la salud pública.
El doctor Ephraim Goodweather, encargado del proyecto Canary (detector de amenazas biológicas), es designado para investigar los restos humanos, así como para tener en observación a los cuatro sobrevivientes: el capitán Redfern; la exitosa abogada Joan Luss; Ansel Harbour, programador de computadores; y el polémico Gabriel Bolívar, estrella de rock.
Lo que al principio creen un virus fulminante es, en realidad, la señal de una presencia maligna: El Amo, otrora Jusef Sardu, joven noble polaco afectado de gigantismo, quien devino vampiro al buscar remedio para su mal.
Quien conoce mejor que a nadie al enemigo es Abraham Setrakian, anciano anticuario que desde niño supiera de la leyenda.
Éste ha dedicado su vida a perseguirlo, por haber atestiguado sus crímenes en el campo de exterminio donde estaba confinado. Hecho que, irónicamente, le ahorraba trabajo a los oficiales nazis.
La situación se torna cada vez más caótica, no sólo por la conflictiva vida personal de los involucrados en el proyecto Canary, sino también porque los sobrevivientes han abandonado el tratamiento y, peor aún: los cadáveres han desaparecido inexplicablemente de la morgue.
El enemigo, a pesar de su fuerza, necesita para este ataque a un poderoso aliado humano, de quien nadie sospecharía.
Los cadáveres empiezan a deambular en busca de sangre. Su organismo presenta grotescas mutaciones anatómicas y fisiológicas, para adaptarse a su nueva condición.
Setrakian contacta a Goodweather para ayudarlo en esta misión trascendental y a contrarreloj: salvar a la especie humana, destruyendo al Ser Oscuro, ancestral, siempre acechando…
Del Toro y Hogan aciertan al abordar el vampirismo como una lucha entre el bien y el mal prescindiendo de tintes maniqueos: presentan a los combatientes con sus temores, mezquindades, sus legítimos anhelos; y a las víctimas transformadas en victimarios, luego de un proceso doloroso e inevitable…
Elena Méndez
___
Guillermo del Toro
y Chuck Hogan,
Nocturna
(título original: The strain),
Traducción: Santiago Ochoa,
Suma de Letras,
México, 2009,
560 pp.

luns, 3 de agosto de 2009

LO INSÓLITO VUELTO COTIDIANO: EL VIAJERO DEL SIGLO, DE ANDRÉS NEUMAN

El viajero del siglo, de Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977), obra ganadora del Premio Alfaguara de Novela 2009, es un homenaje a lo insólito vuelto cotidiano.
El autor, cuya acertada osadía le permite recrear deliciosamente el espíritu de la Alemania postnapoléonica, ubica su historia en la imaginaria Wandernburgo, “ciudad móvil (sic) situada aproximadamente entre los antiguos estados de Sajonia y Prusia”.
El adjetivo de “móvil” advierte al lector sobre la ciudad como personaje, alegoría de las continuas transformaciones vividas por la sociedad que en ella habita: católica en medio del protestantismo y un tanto feudal pese al inminente desarrollo industrial.
Hans, el protagonista, es un hombre dedicado a viajar y a traducir obras literarias. Su apariencia causa curiosidad en el pueblo, por usar un birrete jacobino, atavío proscrito, lo cual hace luego adrede.
Su estancia se prolonga tras conocer a diversos personajes, nada ordinarios, como el Organillero, un viejo sabio, aposentado en una cueva a la que considera un palacio, junto a su inseparable perro, Franz; Álvaro, empresario español de incendiario pensamiento político; y el señor Gottlieb, cuya joven hija, la marisabidilla Sophie, preside una tertulia cultural semanal.
En dicha tertulia se discuten los más variados temas sin censura alguna (como bien advierte la anfitriona); así, lo mismo se puede denostar a Napoleón que refutar a Schopenhauer por condenar a las mujeres al hogar; referirse a Calderón de la Barca como “beato” que calificar al ateísmo como la mayor cobardía.
Hans siente una súbita pasión hacia Sophie, hecho que lo arraiga a esa ciudad móvil, que “ha cambiado de lugar todo el tiempo”, y descubre sorprendido que ella le corresponde, iniciando así una seducción disfrazada de duelo intelectual, donde ella acostumbra tomar la iniciativa.
Situación intimidante para Hans, puesto que su amada es una mujer comprometida con Rudi Wilderhaus, arrogante heredero, a quien ha elegido por la seguridad económica que representa para ella.
La pasión de Hans y Sophie se mueve entre el riesgo y la demora, entre el fuego epistolar y el sutil lenguaje de las flores, entre miradas de soslayo a través del espejo y el descaro de cohabitar cada tarde en la sórdida posada del joven, pretextando unas traducciones al alimón.
Sophie, universitaria frustrada, ardiente en la clandestinidad y recatada ante sus allegados, deberá elegir entre la camaradería de su prometido o la complicidad de su amante…
El refrescante estilo de Neuman recuerda al del serbio Goran Petrović en La mano de la buena fortuna, no sólo por los numerosos referentes históricos utilizados, sino también por las vívidas descripciones y la creación que la pareja hace de un mundo propio, fusionando amor y literatura.
Elena Méndez
____
Andrés Neuman,
El viajero del siglo,
Col. Hispánica,
Alfaguara,
México, 2009,
544 pp.